3 dic. 2009

LUCIO FULCI



LUCIO FULCI
EL PADRINO DEL GORE


Lucio Fulci nació el 17 de junio de 1927 en Roma (Italia). Lo mas seguro es que desde muy pequeño ya fantaseara en su imaginación, seguramente con visiones o situaciones "macabras" o "sádicas". En su adolescencia simplemente fue un estudiante serio y muy tímido. Estudio medicina hasta que comprendió que aquello no era lo suyo, entonces se decanto por el séptimo arte, licenciándose en el centro de cine experimental de Roma (según el mismo, por azar, pues se matriculo con la esperanza de impresionar a una chica), codeándose con gente como Luchino Visconti, o Michaelangelo Antonioni.

Cinéfilo visual empedernido, entre sus películas favoritas están "La parada de los monstruos" de Tod Browling, "La caja de Pandora" de G.W. Pabst y "Amanecer" de F.W. Murnau.

A sus 26 años comenzó sus inicios en el cine, realizando guiones y asistencia de dirección para musicales o comedias, protagonizadas para lucimiento exclusivo de Alberto Sordi o Toto, y dirigidas mayormente por Steno. Como dato curioso destacar que Lucio Fulci solamente actuó como actor en "Un americano en Roma" de Steno y "Dos gringos en Texas" de Marino Girolami, sus demás apariciones en pantalla fueron "cameos" a lo Hitchcock de sus propias películas, mayormente interpretando casi siempre personajes de doctor o agente de policía.

En 1959, con 32 años, junto a Paolo Moffa, produjo el peplum "Los últimos días de Pompeya", además de dirigir su primera película CONTRABANDO EN NAPOLES protagonizada por el comediante Toto. Con bastante éxito, pronto dirigió mas películas de genero cómico, realizando el típico cine comercial italiano de por aquellas entonces, que bien podrían haber realizado igualmente cualquiera de sus compañeros de profesión como Bruno Corbucci, Steno, Castellano y Pipolo…

En estos años para adelante llego a trabajar con actores con clase, como Adriano Celentano, Mina, Mario Corotenuto, Phillipe Noiret, Barbara Steele, Lino Banfi…

En 1966, decidió cambiar de registro, y realizar lo que estaba más de moda (gracias a Sergio Leone y nuestra querida Almería) un spaghetti-western.
TIEMPO DE MASACRE – Y LAS PISTOLAS CANTARON A MUERTE protagonizada exclusivamente por Franco Nero (afamado en este subgénero gracias a "Django" de Sergio Corbucci), es una sangrienta, sádica y expresiva película llena de violencia y un raro ambiente deprimente que ya comenzaba a despuntar la sufrida vena Fulci, que mas tarde llegaría.

Tras un par de comedias mas, realizo quizá algo interesante, cansado de tanta comedia, UNA HISTORIA PERVERSA, un interesante giallo inspirándose en Hitchcock, rodada en Nueva York y San Francisco, y protagonizada por Marisa Mell y Jean Sorel, consiguiendo un gran éxito internacional.

Mas tarde, Lucio Fulci dirigió según el mismo su película mas querida y admirada BEATRICE CENCI, film maldito protagonizado por el magnifico Tomas Milian y Adrienne Larissa. Su estreno fue un gran fracaso sonado en taquilla debido quizá a la crítica social y moral que dicha película muestra contra el poder de la Iglesia Católica. Además desapareció directamente del cine comercial posteriormente.

Desgraciadamente ese mismo año Lucio Fulci se quedaba viudo. Decaído y triste por tantos malos acontecimientos tan seguidos, decidió descansar un par de años, meditar sobre su vida y lo que muchos creen, a desvariar debido al cine que realizaría posteriormente.



A sus 44 años, realizo su primer giallo con consecuencias, UNA LAGARTIJA CON PIEL DE MUJER (1971), muy a la moda de producciones estilo Argento, que supuso gran gala de imitadores italianos y algún que otro europeo. Producida muy gratamente por Edmondo Amati, y protagonizada espléndidamente por Florinda Bolkan, Jean Sorel, y Alberto de Mendoza entre otros, una banda sonora compuesta por Ennio Morriconne, y unos efectos especiales de Carlo Rambaldi, UNA LAGARTIJA CON PIEL DE MUJER llego a convertirse en una cult-movie de éxito mundial. Este giallo sorpréndete y surrealista es una verdadera y alocada pesadilla hecha realidad en formato celuloide. Seguramente es una de las primeras películas como femme fatale y con desenlace final inimaginable. Es la primera película en la que Fulci muestra la violencia máxima, con escenas gore, planos detalle morbosos (de fijación mayormente a la mirada de los ojos), alocados zooms (muy a la vera de Jesús Franco) que posteriormente volvería a explotar en casi toda su filmografía mas interesante.

En 1972, Fulci escribió un guión para el comediante italiano Lando Buzzanca, que se titulo A SU EXCELENCIA LE GUSTAN LAS MUJERES, comedia absurda con algo de política entre medio, que no cuajo muy bien. Ese mismo año, escribió y realizo ANGUSTIA DE SILENCIO, para muchos el mejor giallo de la historia del cine. Protagonizada por grandes actores de la talla de Irene Papas, tomas Milian, Marc Porel, Barbara bouchet y de nuevo Florinda Bolkan (que interpreta una de las mejores y recordadas escenas de la película en la cual es tortura salvajemente y sin compasión), A pesar de ser criticada por la Iglesia Católica y de ser censurada por su violencia explicita en alguna de sus escenas, la película llego a ser un éxito rotundo del ayer y del hoy en día. Todo gracias a una serie de proezas fílmicas como una serie de increíbles personajes (impresionantemente interpretados) encerrados en un entorno rural bajo una magnifica subtrama típica eso si de cualquier giallo, pero con un toque Fulci lleno de escenas de tortura y sadismo gráficamente gore, violencia explicita y pederastia infantil inclusive. Fulci comenzaba sui verdadera vocación, impresionar visualmente con sus películas.

Inesperadamente Fulci volvió a cambiar de registro dejando el giallo a un lado y apostando curiosamente por el cine de aventuras. COLMILLO BLANCO protagonizada por Franco Nero, es una película de aventuras destinada al publico infantil, al igual que su posterior secuela directa LA CARRERA DEL ORO, también casualmente dirigida por Fulci, lo mas parecido ambas a un paréntesis en su filmografía.

En 1972, Fulci dirigió LOS 4 DEL APOCALIPSIS, un spaghetti-western nada usual, un proyecto de Fulci bastante personal que llego a convertirse en una película extraña y a la vez interesante. Lleno como no, de violencia, sadismo, fetichismo, y crueldad y con un mensaje subliminal muy profundo acerca de la amistad y la muerte.

Ya en 1975 llegaria de nuevo otra comedia diriga por el propio fulci e interpretada por Lando Buzzanca, esta vez con mas éxito que la anterior. Su titulo, MUÉRDAME SEÑOR CONDE, divertida y espléndida película acerca de los vampiros (que vienen de Rumania, si señor) con una elegante por cierto, interpretación de John Steiner como el conde Draculescu.
Mas tarde llegaría una comedia sexy, a la moda de las películas al servicio de Renzo Montagnani o Alvaro Vitali (juntos o separados normalmente), LA JUEZ Y SU EROTICA HERMANA protagonizada por Edwige Fenech y cargada de mucho erotismo, al igual que muchas de las películas realizadas por ella o sus "compañeras" Gloria Guida, Lili Carati, Susan Scott….

SIETE NOTAS EN NEGRO es un giallo que fracasaría en taquilla. Una excelente película, entretenida y con un desenlace final sorprendente (mejor que la mayoría de giallos realizados hasta la fecha) pero sin demasiada violencia, sangre, ni gore, algo que supuso la critica de muchos seguidores del propio Fulci en su día.

Ya en 1978, el afamado y querido actor italiano Giuliano Gemma, todo una institución en el subgénero spaghetti-western encargo personalmente que Fulci le dirigiera en MONTURA DE PLATA (no editada en España, pero sin en Sudamerica), un hiperviolento e interesante western, para muchos historiadores de este subgénero, el ultimo spaghetti-western realizado.

Ese mismo año, George Romero y Darío Argento triunfaban en todo el mundo con "Dawn of dead – Zombi" la película que revolucionaria el cine de "zombis" posterior y que generaría en Italia el subgénero de "explotatation" que iban a explotar todos y cada uno de los productores italianos (seguramente con el dinero financiado por la mafia).

Corría el año 1979 y Fulci estaba mal. Pasaba por un mal momento personal y familiar nuevamente. El versátil productor Fabricio de Angelis encomendó un guión sobre zombis a Elisa Briganti y Dadano Sacchetti (el guionista de lujo ochentero por excelencia para todos los directores italianos) y aunque en un principio el director de la película iba a ser el gran Enzo G.Castellari, el destino hizo que Fulci dirigiera finalmente el proyecto, convirtiéndole asi en un director de culto oportunista. La película se llamo ZOMBI 2 (NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIS) convirtiéndose en una secuela no oficial, algo que molesto seguramente al propio Argento.





A pesar de todo, ZOMBI 2 no tiene mucho que ver con ZOMBI, aquí los muertos vivientes son diferentes, poseen una onda mas vudu (maquillajes excelentes de la mano del polifacético Giannetto de Rossi) la violencia y el gore es mas salvaje y mas impactante, y tiene alguna que otra escena innovadora y morbosa, tal como la psicotronica lucha marina bajo el agua de un tiburón contra un zombi.
Lucio Fulci no es George A. Romero, ni Romero es Fulci, sencillamente. Hay grandes diferencias entre el tipo de cine entre ambos y cada uno muestra o hace lo que mejor sabe hacer.

ZOMBI 2 fue el éxito comercial mundial mas grande de Fulci y quizás su película mas afamada, y eso que malas lenguas dicen por ahí que tuvo mas prestigio y taquilla que la verdadera "Dawn of dead – Zombi"…

Desde ese momento, Fulci comprendió que debía realizar cine de terror. Comenzaba una década, los años 80.

Comienza así la verdadera etapa Fulci por la cual es reconocido actualmente y considerado el padrino del gore. Fulci realizo (seguramente una película de encargo directo por la mafia italiana) LUCAS EL CONTRABANDISTA, que protagonizo Fabio Testi, a su mayor gloria dentro del genero eurocrimen italiano.

LUCAS EL CONTRABANDISTA es una mezcla de giallo y eurocrimen lleno de violencia explicita, malsana, verbal, y sangrienta. Recordada por la escena sádica-masoquista de la tremenda violación a la mujer del protagonista (imágenes que influirían posteriormente en la mente de Tarantino, que recrea en diversas ocasiones en sus películas como grato tributo a Fulci). Y que decir de la escena de la discoteca, que mas tarde recrearía de nuevo casualmente DePalma en "Scarface – El precio del poder", película por cierto magistral que tiene muchos ecos con esta LUCAS EL CONTRABANDISTA.

Ese mismo año, Fulci comenzaba su propio estilo personal y visual, que tanto gusta a unos y disgusta a otros. Su siguiente película MIEDO EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS VIVIENTES (ENTRADA AL INFIERNO) es simplemente un festín gore, repleto de zombis, escenas desagradables con gusanos y ratas (que por aquella época tuvo se repercusión) y una línea argumental bastante nula basada en algún relato del magnifico H.P.Lovecraft.



MIEDO EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS VIVIENTES es la primera película de Fulci protagonizada por la actriz Katherine MacColl (casual fetiche indiscutible es sus mejores producciones), acompañada aquí por la maravillosa Janet Agreen y el televisivo Christopher George. Fulci recrea de nuevo situaciones surrealistas con poca lógica alguna que a su vez son fascinantes (tal y como decía el propio Fulci en una entrevista, sus películas se basaban en tres o cuatro escenas violentas que el espectador recordara hasta acabar la película, luego solo faltaba unirlas con un pequeño hilo argumental básico).

MIEDO EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS VIVIENTES es quizás una horrible pero verdadera pesadilla, algo ya marca de la casa Fulci. Aparece por primera vez también el atípico y desconcertante desenlace final, digamos que el plano final en este caso (que se repetiría en sus posteriores obras maestras propias), que ni queda abierto ni cerrado, simplemente puede definirse como un final macabro, quizá como el final de un sueño o pesadilla, es decir, ese raro sentimiento que uno tiene al despertarse y ver que su sueño no tiene nada que ver con la realidad de la vida cotidiana. Y es que a Fulci nunca le gustaron los finales felices.

Ese mismo año, Fulci estrenaría otra película, EL GATO NEGRO, basándose en el relato más famoso de Poe. Una gran decepción tanto para sus queridos fans como para el mismo, que a su vez y con el tiempo, y como los buenos vinos, ha adquirido un carácter casualmente de cult-movie (película de culto). Protagonizada por David Warbeck (este australiano con cara de Jack Nicholson, a su paso por Italia, donde rodó seguramente lo mejor de su filmografía) y con alguna que otra escena gore destacable, EL GATO NEGRO es el preludio de lo que vendría poco después. El original Fulci.

1981 es el año de dos de grandes obras maestras del cine gore para muchos cinéfilos del terror. Hablamos de EL MAS ALLA y de AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO, la primera la preferida por los fans y críticos especializados y la segunda la única con la que Fulci fue valorado en un festival (nominación en el Fanstaporto) en su larga carrera. Curiosamente ambas fueron protagonizadas de nuevo por Katherine MacColl, excelente actriz, que después de hacerlas decidió no volver a trabajar jamás con Fulci (supuestamente agobiada, pues Fulci siempre fue tachado de misógino con los personajes femeninos de sus películas).



EL MAS ALLA es simplemente una fantasía irreal, llena de todas las obsesiones de la imaginación del propio Fulci. Es una película ilógica (mal estructurada), fantástica (maravillosamente terrorífica), mágica (todo fanático del gore seguro que la ha visto), tópica (los zombis típicos de Fulci al estilo Romero), y gore (despiadadamente desagradable como dirían algunos). Sin contar los famosos planos detalle descarados y una floja línea argumental. Posee el más querido desenlace final de toda su carrera. Una gran obra maestra del padrino del gore. Destacar que al igual que muchas películas de por aquel entonces, EL MAS ALLA, fue mutilada y censurada en su distribución en video, en concreto aquí en España, la edición de José Frade (al igual que AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO y EL DESTRIPADOR DE NUEVA YORK).



AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO no es ni mucho menos EL MAS ALLA pero posee su encanto. En mi opinión tiene uno de los mejores comienzos de la historia del cine de terror, una escena terroríficamente desagradable, intensa y efectiva, lo que no deja lugar a dudas de lo que veremos después. Destaco que hasta el momento no lo he hecho, y me parece oportuno, la fotografía de la mayoría de las películas de Fulci, maravillosa en diversos aspectos, con ese Eastmancolor que solo los italianos supieron explotar al máximo, y destacar las labores de nuevo todo el maquillaje y efectos especiales y en concreto la fotogrfia de Sergio Salvati, todo un maestro de la iluminación.

AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO es una película ambigua, escalofriante e incomprensible. Una verdadera pesadilla seguramente la de muchos niños del ayer, del hoy y del futuro. Fulci mezcla terror sobrenatural con el más estiloso giallo, y lo salsea con mucho gore y una violencia habitual de su cine, creando un ambiente enrarecidamente sobrenatural y misterioso, inconcebible e inexplicable, sin dejar de ser impactante y con originalidad (por ejemplo la amistad de los dos niños y su telepática forma de relacionarse).

Consagrado como un buen director (aunque infravalorado como la mayoría, ya que hasta su muerte no fue considerado de culto), Fulci realizo en 1982, un interesantísimo giallo, EL DESTRIPADOR DE NUEVA YORK, su película mas polémica, gracias a su contenido sexual, fetichista, violento, obsceno, y misógino, que permitió que fuera censurada e incluso prohibida en diferentes puntos del globo (entre ellos, Reino Unido).

EL DESTERIPADOR DE NUEVA YORK es un giallo mas, bastante americanizado con referencias directas al slasher ochetentero tan de moda gracias a VIERNES 13. Fulci añadió su salsa particular compuesta de: gore absoluto, violencia explicita, escenas cruelmente macabras y misoginia, mucha misoginia, dando un resultado bastante perturbador para su época. Tras esta película, Fulci caería en el mismísimo infierno tanto profesional como personal.

MANHATTAN BABY fue el comienzo de una caída irrecuperable. Le toco realizarla de encargo para acabar su contrato con el productor definitivamente, después de cinco largos años. Se nota en la producción de dicha película que no es más que un refrito de extrañas situaciones en plena explotación de las anteriores películas de Fulci, en concreto AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO, pues comparte en pantalla los mismos niños protagonistas en ambas. El hecho de trabajar por encargo le marco su carrera, pues debido a ello, perdió la relación con muchos de sus colaboradores habituales y amigos. Tras acabar de realizar esta película terrible según su propia opinión, Fulci acabo metiéndose de lleno en la explotation italiana, como la mayoría de los directores italianos allá por los 80s.

Comenzó con el boom "Sword&Fantasy", es decir, la onda "Conan el barbaro", como por ejemplo Joe D'Amato con su trilogía de "Ator el poderoso" y similares clones italianos del famoso bárbaro de los comics y literatura del genial Robert E. Howard. La película se titulo LA CONQUISTA DE LA TIERRA PERDIDA, interesante y muy digna de ver, llena de tópicos del genero aventuresco como el héroe, la bruja, los guerreros malos (aquí definidos como hombres-bestia), y un antihéroe, sencillamente el protagonista de la película (interpretado por el atlético y musculado Jorge Rivero). Destacable la actuación en su máximo esplendor de Sabriana Siani que casi semidesnuda aparece durante toda la película con una mascara que le tapa el rostro. Fulci incluye su salsa llena de sangre, violencia gratuita, gore algún que otro zombie, y niebla, mucha niebla. Destacar de nuevo el increíble, indescriptible y extrañísimo final que tiene esta película, ver para creer.



Mas tarde llegaria ROMA 2072 LOS NUEVOS GLADIADORES, una mezcla de explotation entre "Mad Max" y el antiguo peplum italiano. Protagonizada poe el elenco de actores tipicos de esta explotation italiana postapocaliptica como Fred Williamson, Al Cliver, Howard Ross, Donald O’Brien.... Interesante e innovadora (posee muchos elementos en común que mas tarde veríamos en películas como MATRIX), pero llena de guiños a la serie z italiana de bajo presupuesto (como por ejemplo ese homenaje directo a "Blade Runner" con las maquetitas de una ciudad futurista con naves sobrevolándola).

Detrás quedan ya los buenos tiempos. Corre el año 1984. Fulci realizo MURDEROCK un giallo musical olvidable con tintes sentimentales de "Fama" de Alan Parker. Interpretada por Ray Lovecock y Olga Karlatos. Aburrido, intranscendental y desdeñable que no aporto nada al genero ni mucho menos a la filmografía de Fulci.

Tras sufrir cirrosis y ser operado y hospitalizado Fulci no dirigirá hasta 1986, realizando LA MIEL DEL DIABLO, una perversa historia de amor (mas bien un thriller erótico), bastante tétrico y malsano, pero sin nada de gore explicito, algo que quizás afecto injustamente a que no se valorara en su momento. Con las sexys feminas Corinne Clery y Blanca Marsillach.

La carrera de Fulci decaía vertiginosamente, y entonces realizo AENIGMA, una película de terror sobrenatural sin originalidad, al estilo "Carrie". Pero un ritmo aburrido, vetusto, bastante escena romántica de inserto y poca violencia marca de la casa Fulci, la hicieron fracasar. El final de Lucio Fulci estaba escrito.



1988. Fulci realizo la polémica ZOMBIE 3 donde debido a diversos problemas personales con todo el equipo técnico, acabo siendo sustituido por el inefable Bruno Mattei, que fue quien termino el rodaje. ZOMBIE 3 es una entretenida película de zombis, estilo entrañable bastante años ochenta. No es ZOMBI 2 pero al igual que esta es salvajemente violenta y contiene diversas escenas gore dignas de recordar (muy al estilo "Demons" y "Demons 2" de Lamberto Bava).

Ese mismo año Fulci realizo también EL ESPEJO ROTO y LOS FANTASMAS DE SODOMA, dos películas bastante pobres de calidad, pero no de merito, recomendables para el fan de Fulci, de estilo cercano casi al cine televisivo de sobremesa. Por lo demás, bastante olvidables.

Tras permitirse el lujo de trabajar para televisión realizando LA CASA DEL TIEMPO y LA DULCE CASA DE LOS HORRORES (no editadas en España actualmente), llego la década de los noventa.

Ya en decadencia, como la mayoría de los directores italianos de por aquel entonces, Fulci dirigió UN GATO EN EL CEREBRO, una interesante película basada en los terrores personales del propio Fulci, en cual se interpreta a si mismo en el papel protagonista absoluto. Destacar los buenos efectos gore y violencia explicita que recuerda a cualquiera de sus mejores momentos.

Luego dirigió DEMONIA, una película de terror psicológico en estado puro con montón de referencias al subgénero slasher, y mas tarde dirigió VOCES DEL MAS ALLA, un thriller sobrenatural bastante correcto. Su ultima película dirigida fue LA PUERTA DEL SILENCIO, producida por Joe D'Amato.

Enfermo, lleno de problemas personales y solitario en la vida, hizo definitivamente las paces con su eterno enemigo, Dario Argento y ambos se encaminaron en un proyecto en común, que Fulci jamás llego a terminar, LA MASCARA DE CERA.

El 13 de Marzo de 1996, Lucio Fulci, diabético, inexplicablemente olvido tomarse su dosis de insulina antes de acostarse en la cama, suicidándose según algunos, provocándose un terrible accidente según otros. Consideremos todo esto, una gran tragedia. Lucio Fulci el padrino del gore moría sin remedio alguno, dejando una carrera cinematográfica llena de películas fantásticas imprescindibles. Y tal como el esperaba, fue descubierto e inmortalizado por y para muchos, después de muerto. Ciao Maestro!

4 comentarios:

  1. Hola Ismael:
    Ante todo decirte que tu blog es sumamente interesante para los cinéfilos, aportando saberes y conocimientos difícilmente conseguibles, ya que se tratan de unos géneros muy especializados y minoritarios (e infravalorados habría que decir también). Pero son películas muy difíciles de conseguir y echo de menos enlaces de descarga, bien en DD, en P2P o redirigiendo a páginas donde se puedan encontrar esos enlaces. Sería una mejora muy notable para tu blog. En cuanto a Fulci, pues ya sabes que poco de acuerdo con tu opinión. Para mí es un director muy mediocre, que ha hecho películas muy malas. Pero además, ni sus mejores films (Angustia de Silencio, El Más Allá y Aquella Casa al Lado del Cementerio) pueden considerarse como tales), pues junto a cosas buenas se ven cosas horribles... y no hablo del horror, sino de la técnica, del guión y/o del sentido común que debe presidir a la historia, o de algo tan simple como es el racord. Siempre me ha dado la impresión que a Fulci le importaba un pimiento la continuidad y el cuidado de sus películas... y eso para mí es signo de ser un pésimo director.
    No, el gran maestro del fantástico, giallo y terror del cine italiano tiene otro nombre, este sí de culto... MARIO BAVA, un maestro del cual han aprendido todos. Fulci, todo hay que decirlo, bastante mal. Don Darío, un poco mejor.
    Siento destrozarte el mito... jajaja.
    Ya perdonarás y un abrazo de Javier.

    ResponderEliminar
  2. @Minesottaman... Hacer un sólo film con sólo un poco de mágia es increíblemente dificil y Lucio Fulci es el creador de grandes momentos de mágia cinematográfica. Películas como "Angustia de silencio" o "El más allá" entre otras, no son preciosas pesadillas por casualidad. Me parece genial que te decantes por el Maestro Mario Bava, pero no por eso quites valor a Lucio Fulci y a otros que se han currado más de lo que algunos pequeños cerebros 'piensan'... Qué esplendido post!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante post, un resumen ameno y bastante completo del cine del amado y odiado Fulci. Pero te has olvidado de una de sus películas más curiosas, "La sombra de Lester", una comedia gore disparatada e hipersangrienta que rodó a finales de los 80 con un presupuesto ridículo pero que tiene grandes momentos. Si no la has visto, échale una ojeada, vale la pena aunque solo sea por lo cafre de algunas escenas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. fulci, old mutilator man, children molester, woman torturer, god of gore,.... flesh eater!! bigotes!

    ResponderEliminar