6 ago. 2009

el genero SNUFF

De nuevo un articulo antiguo de la web CARNE PA LA PICADORA


Han hablado mucho de ellas. El cine extranjero y español, con "Tesis", elevó el tema de nuevo al rumor popular. Se las ha relacionado con redes pedófilas, asesinatos rituales, círculos millonarios... Pero, ¿que hay de cierto en las llamadas películas Snuff?
Es un rumor en todo el mundo: las películas snuff, aquellas donde se tortura y se asesina con el único objeto de grabar esa violencia, existen.
Crímenes como el del pederasta canadiense y asesino de niñas de 14 años Claude Bernard, cuyos coitos eran grabados -no los asesinatos- se han atribuido a estos filmes. Otros datos las unen a los recientes crímenes pedófilos de Bélgica o las violaciones y matanzas que soldados habrían hecho a mujeres en la ex-Yugoslavia, y que serían exhibidas y vendidas desde EE.UU. por millonadas... Aquí, se ha teorizado con casos como el de Alcácer, e igual especuló algún periódico con el asesinato en Ibiza de Mónica Juan Roig, de 19 años, que apareció con signos de violencia en un solar el 31 de Diciembre de 1995, suponiendo que una "red" que supuestamente actuaba en Ibiza mataba gente para grabar estos actos, pero no existe el menor indicio.
La traducción mas acertada de las snuff movies es, para el periodista catalán Jaume Balagueró, la de "una película, formato vídeo o cine, en la que se perpetran actos de violencia y de muerte con el exclusivo objeto de ser grabados". Según Balagueró, ex-director del fanzine "Zineshock", dedicado al cine marginal "antes hablaban de que era un mito, ahora ya se sabe que no...". Consultado sobre las supuestas redes, Balagueró opina que "Si existen, son redes muy elitistas... lo veo mas como contactos entre determinada gente. Es una cuestión policial".
Varias muertes encerraban la "intención snuff", y en procesos como el de Johnny Zinn, acusado en 1986 del rapto y muerte de la estudiante Linda Daniels de 20 años, en Nuevo México, uno de sus compinches declaró en juicio que el propósito era hacer una Snuff que no se llevó a cabo.
Sin embargo, el pasado día 15 la Asociación Contra la Pornografía Infantil de Madrid denunciaba la aparición de snuffs en Internet "buscábamos pornografía infantil y nos topamos con páginas que parecen tener imágenes Snuff", comenta Guillermo Cánovas, presidente de la asociación. La Policía japonesa, el FBI y Scotland Yard han abierto una investigación "lo que no podemos predecir -continúa Cánovas- es hasta donde van a llegar ellos y si al final van a determinar que la mayor parte de esas imágenes no son reales sino que son preparadas... son páginas que se anuncian en direcciones relacionadas con el satanismo y es difícil seguirlas...".
La relación satánica no es nueva. Casos como el del asesino en serie David Berkowitz (conocido como "El hijo de Sam"), quien dijo filmar sus crímenes y se le vinculó con personajes del satanismo americano. También datos, como que en la muerte a balazos de Stacy Moskowitz y su novio en Julio de 1977, apareciera una lámpara que no figura en el reporte oficial, han hecho creer al investigador Maury Terry que "Berkowitz grabó sus asesinatos para distribuìrlos entre la Iglesia de Satán".
EL MITO DE LA FAMILIA
No solo Berkowitz. El líder de "la familia", Charles Manson, inspirador entre otros del asesinato de Sharon Tate -esposa del director Roman Polansky- en 1969, fue acusado de grabar este tipo de cintas en Tejas.
Según el critico de cine Jesús Palacios: "descubrí que el mito surgía de un libro que hay sobre "la familia", de Ed Sanders quien extendió el bulo de que en el rancho del desierto donde estaba Manson se rodaban películas Snuff, se hacían sacrificios, y todo eso se escondía o pasaba al mercado Snuff... el tipo se lo había inventado".
Sanders también había achacado crímenes a la iglesia del día del juicio final "La Iglesia del Proceso" (The Process)". El Proceso le llevó a juicio y se le prohibió mencionar la iglesia.
Para Palacios esto es un mito: "en un mercado en el que, supuestamente, puedes comprar órganos humanos, niños, ir de cacería humana a Yugoslavia... que son cosas que me parecen relativamente inverosímiles, pero relativamente posibles, comprar imágenes grabadas de muerte me resulta bastante increíble... no creo que nadie pague precios astronómicos por ver una muerte filmada... es imposible saber si esa muerte es real o es falseada" y finaliza que, por la propiedad o creación de snuffs "nunca ha existido alguien que haya sido detenido. Algunos "serial killers" han rodado sus asesinatos, pero esto no es Snuff, ya que, con o sin cámara, hubieran matado igual."
El satanismo con muertes resurgió en 1989, con casos como el del republicano Lawrence King, acusado de prostitución infantil y del asesinato de un niño en un ritual satánico, que salpicó a políticos de Nebrasca, incluido el entonces presidente George Bush. Los últimos rumores satánico-snuff americanos apuntan a que en 1996 se robó una de estas películas de la oficina del Templo de Set en San Francisco (EE.UU.), escisión de la Iglesia de Satán, del ya fallecido "papa negro" Anton Szandor La Vey, y liderada por el teniente coronel estadounidense Michael Aquino.
A este respecto, el asesor policial y experto en sectas satánicas, Manuel Carballal opina que "en España hay una docena de logias satánicas y existe una distribuidora satanista de productos blasfemos, pero no hay pruebas de snuff movies satánicas. Sí es cierto que sectas venden libros escritos con sangre, dagas rituales y se confiesan aficionados a la tortura como hobby, se comprende que la policía no desestime el que algún loco lleve su delirio hasta el extremo de rodar un crimen. La existencia de snuff satánicos -finaliza- no pasa de fantasiosas sugerencias en las revistas satánicas españolas."
La serie "Guinea Pig" consta de 7 cintas marginales editadas en Japón en 1989 (para televisión). La numero 2, conocida como "Unabridged Agony" (algo como "Agonía insostenible"), y la tres, que porta el mismo titulo de la serie, han pasado a la opinión publica como Snuffs.
La "sinopsis" textual del tercer volumen lo explica casi todo: "Explícito muestrario que nos da la solución para convertir un aburrido fin de semana en diversión a tope, simplemente llamando a un par de amigos y consiguiendo a una amiga que se deje hacer toda clase de perrerías. Autentica sucesión de atrocidades para el espectador más exigente". Algún titulo en japonés y ningún script final, dejan al espectador poco informado flipando ante el televisor. Las imágenes impresionan: mientras un cartel cuenta los golpes, varios personajes a cara tapada abofetean con las manos llenas de sal y un saco de monedas a una mujer, la patalean, la rompen los tímpanos con auriculares, la dan vueltas hasta que vomita, la queman con aceite a 70 y 150 grados, la arrancan una uña con unas tenazas... la película termina con la muerte de la mujer, atada a una silla y atravesándola un ojo con un largo clavo.
La casualidad hizo que en 1991 el polémico actor hollywoodiense Charlie Sheen, ofreciera al FBI una copia de "Guinea" -comprada por sus amigos-, convencido de su realidad, pero el FBI le comunicó que en la cinta no aparecen muertes o torturas reales, sólo buenos efectos especiales.
No solo eso muestra su falsedad, ya que "Guinea" esta registrada comercialmente, se distribuye en círculos legales de gore y, otra cinta de la serie, ilustra el "como se hizo" de los capítulos, donde una actriz, con los brazos sajados -de látex- por un ninja loco se desternilla de risa ante el "efecto" y aparecen varios miembros del rodaje.
Sobre las Snuff, la versión policial española no dista mucho de la del FBI: es difícil aportar información sin haber registrado casos.
"Lo mas parecido, en el tema sexual, han sido actuaciones de la unidad de delincuencia económica con respecto a material pedófilo o pornográfico no registrado", comenta el portavoz de la dirección general de la policía Jose María Seara, quien apuntaba que "en la comisaria general de la Policía Judicial no constan hechos de esta gravedad, denuncias ó investigaciones en España... Según tengo entendido, hay rumores de cosas parecidas en Hamburgo, Holanda, Italia y América, pero aquí no hemos llegado a esto".
Interesados en hallar vestigios sobre el tema no han encontrado redes o mercados, y las pesquisas de Rider McDowell en 1994 para el periódico Americano "San Francisco Chronicle", el propio FBI, o algunos diarios Yankis que ofrecían hasta 25.000 dólares a quien entregase una Snuff real, no dieron fruto. En España, el extinto programa "Efecto F" de Antena 3 Tv, encontró solo la de guinea, al igual que el programa de Pepe Navarro, que además, ofreció dinero a cambio de imágenes fuertes, teniendo que retractarse por ello.
RUMORES SOBRE ORGÍAS
Pero ahí no acaban las curiosidades. Según Angel Ramos, de la empresa de efectos especiales RHK, organizador de festivales de cine y presidente de la asociación de cine "Zelig" de Madrid: "Frank Henenlautter, un director Americano de cine muy brutal, ofreció una recompensa de 1 millón de dólares, que el pagaría, por ver una película de este tipo. Nunca le remitieron una..."
Preguntado sobre el rumor de films rodados entre México y EE.UU., Ramos apunta: "forma parte también de una leyenda... en la zona de El Paso, toda la frontera mejicana, había gente que entraba a "cazar" en la zona mejicana, a los primeros poblados y pueblillos antes de llegar a Tijuana... secuestros nocturnos de niños y mujeres que acababan en la zona norteamericana en una orgía de sexo... que eso este grabado ya no lo sé."
Durante varios meses, continuamos la búsqueda en Internet, donde los delitos porno están al orden del día. Tras varias conversaciones por "chat" (hablar en tiempo real por la red), un personaje que decía ser de florida aseguraba tener snuff reales "se distribuyen desde EE.UU por unas 40.000 pesetas", y narraba la copia que decía poseer: "a una de las tías le clavan por detrás una barra de hierro y la sacan por delante...", para continuar "dan asco, a la vez que se te empalma estas mirando con cara de susto...".
Datos de este tipo hemos tenido a decenas, incluso con españoles, pero al pactar una pretendida cita y cantidad económica, resultaba ser, por fortuna, simple bacile.
A nivel popular se han visto películas comerciales como genuinas snuff. Tal es el caso de "Holocausto Caníbal", reeditada en vídeo hace unos meses. La película, del Italiano Ruggero Deodato, se confiscó por la corte suprema italiana y fue calificada de obscena en otros países. "Holocausto Caníbal" narra, en forma de reportaje, el viaje de unos periodistas a la selva, donde masacran a los caníbales. Pese a que las muertes humanas son ficción, las animales no.
Volviendo al Snuff, incluso han aparecido ya cortos parodiando el tema, como en titulado "Snuff Movie" de los jóvenes directores Javier Reguillón e Ignacio Vigalondo. Para ellos "el tema snuff ha cobrado mas protagonismo del que se merece, y la credulidad por parte de la gente, aunque ha decaído, continua. Es curioso que en un festival donde se mostró la película y no se comunicó que era una parodia, se invitó a salir a los que no quisieran verla... Solo se fueron dos, y un miembro del jurado se tapó lo ojos hasta que el protagonista soltó la primera chorrada...".
El dibujante de cómics Miguel Angel Martín, autor del "Psychopatia sexualis", censurado en Italia, acaba de sacar su ultimo y polémico libro "Snuff 2.000". Dibujante de culto en revistas nacionales y extranjeras, a Martín su censura le parece una metedura de pata por parte del juez: "De la misma manera que el autor de Superman no vuela, yo no soy un asesino ni un pedófilo. Puedo dibujar temas, pero no puedo estar involucrado en ellos necesariamente."
Martín apunta sobre el tema snuff que "en círculos cerrados puede ser. En sex-shops te digo que no. Una película de esas ahí no la meten ni de coña, ni si quiera una de pedofilia", y continua, "por el tipo de material a mi no me pega que sea para una red... pero bueno, estamos suponiendo que existen, y yo insisto en que creo que no. No creo que una persona que haga eso vaya a ser tan tonta como para arriesgarse a exhibirlo..."

Escrito por David Guerrero

2 comentarios:

  1. El caso de mónica juan en Ibiza no debería ni comentarse aquí, pq a los investigadores ni se les pasó por la cabeza, sólo fue la invención de un tío que tampoco era de verdad periodista para promocionar un semanario muy dado a inventarse noticias... en todo caso sirve como ejemplo de mal periodismo, pero no debería ser citado aquí

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo ese caso, y efectivamente, en su momento los periodicos -no se si locales- hablaron de esa posibilidad... desconozco porque, porque su cuerpo aparecio ya bastante mal y con un corte en la garganta, pero quizapor la cercanía del caso Alcasser en el tiempo con las denuncias del padre de Miriam se especuló con esa posibilidad, aunque mas tarde quiza se obtuvieran datos que apuntaban a otras posibilidades.
    En cualquier caso una desgracia poco deseable.

    ResponderEliminar